Entorno

Nuestras abejas tienen el privilegio de vivir en un entorno natural protegido declarado Reserva de la Biosfera.







Los colmenares están situados en zonas de monte autóctono donde predominan robles y castaños de variedades locales.
En la alta montaña, encontramos plantas como las ericas y matorrales de los que se obtiene también miel y polen.


Gracias a este entorno natural nuestros productos tienen una calidad excelente, siendo únicos por las plantas de las que provienen. Además, la inexistencia de actividades de alto impacto ambiental en las proximidades garantiza la pureza.