Miel de Roble


Una miel dulce y salada, potente y robusta


Composición: mayoritariamente mielatos de roble, acompañado de castaño y plantas silvestres.

Aspecto visual: color ámbar muy oscura casi negro.

Aroma: malteado, a infusión de malta.

Gusto: dulce con claros componentes salados.

Aplicaciones terapéuticas: una de las mieles más nutritivas, rica en antioxidantes, alto contenido en minerales y muy aconsejada para anemias o carencias del organismo. Una de las más eficaces para la cicatrización.